Consejos para viajar en el auto

Consejos para viajar en el auto– Documentación: Verificar que toda la documentación este vigente tanto antes del viaje como para el regreso.

· Registro de Conductor: Es obligatorio para circular en todo el país. No presentarlo o tenerlo vencido es una causa de multa. Además, el domicilio que figura en el registro del conductor debe coincidir con el del DNI, Libreta de Enrolamiento o Cédula de Identidad.

· Documento Personal: Se debe llevar DNI, Libreta de Enrolamiento o Cédula. No tenerlo puede implicar una multa.

· Cédula Verde: La cédula verde tiene vencimiento. Una vez vencida, sólo la puede llevar el titular para quien no corre el vencimiento. Si la persona que maneja no es el titular y la cédula está vencida se le hace la multa. Si la Policía tuviera dudas sobre la titularidad del auto, puede retenerlo. Si no es el titular debe llevar la cédula azul.

· Verificación Técnica: En la provincia de Buenos Aires es obligatoria para todos los vehículos exceptuando Okm hasta 2 años.

· Seguro: El Seguro debe cubrir, como mínimo, la responsabilidad civil. La Policía puede requerir, además de la tarjeta del seguro, el último comprobante de pago. El comprobante se debe pedir en la empresa aseguradora. Si el pago se efectúa con tarjeta de débito, entonces, se debe llevar el resumen de la tarjeta en el que figura el pago.

· Patente: Se recomienda circular con el último recibo pago.
La chapa de la patente no puede estar tapada o adulterada, sin plasticos y limpita.
Si no pagas mas patentes tenes q tener el ultimo libre deuda.

· Equipos de Gas:  El conductor debe llevar la tarjeta de identificación del equipo y la oblea obligatoria. No tenerlas, no configura una infracción de tránsito, pero, se lo multa por considerar que el vehículo no tiene las medidas de seguridad para circular.
 

– Descansar previamente para evitar la fatiga durante el mismo. Los reflejos deben estar al ciento por ciento. Dormir al menos 8 horas antes de emprender el recorrido. No manejar al amanecer y al atardecer para no ser deslumbrados por el sol. Asimismo, evitar viajar de noche, ya que la visibilidad disminuye notablemente. Lo ideal es manejar de 9 a 17hs. Manejar como máximo 8 horas diarias incluyendo las paradas.

Conocer de antemano qué caminos tomar, utilizar un mapa o GPS, ya que ayudan mucho en caso de desorientarse. Elegir rutas con peaje, porque generalmente son las que poseen el mejor pavimento y gozan de asistencia en caso de algún imprevisto.

No conducir alcoholizados por más baja que haya sido la cantidad de alcohol ingerido.

– Todos los integrantes del vehículo deben llevar puestos el cinturón de seguridad. Los niños deben viajar siempre atrás y con las sillitas correspondientes teniendo en cuenta que hasta los 9 kilos la silla es del tipo cuna y se ubica en sentido de contramarcha.  Los pequeños de 9 a 15 kilos debe llevar una sillita de seguridad en el sentido de marcha y los de más de 15 kilos, una silla amoldadora que ajuste las medidas del niño a las de un adulto común con el fin de que pueda usar los cinturones del propio vehículo.

– Con los primeros síntomas de fatiga detenerse en un lugar seguro para descansar. Parar y estirar las piernas cada dos horas. Este síntoma de fatiga deviene por falta de descanso, calor, falta de líquidos o por realizar largos tramos de rutas sin detenernos, exigiendo nuestra concentración al máximo.

No utilizar ropa ajustada o incómoda para conducir y viajar. El calzado también tendrá que compartir estas cualidades. Se recomiendan zapatillas y no ojotas o sandalias que puedan engancharse en los pedales generando maniobras imprudentes.

– Verificar el motor. Comprobar y sustituir, si es necesario, el nivel de los fluidos. Es aconsejable colocar líquido refrigerante al agua del radiador, completar el nivel del limpia-lavaparabrisas. Verificar el nivel y la cantidad de kilómetros del aceite del motor, supliéndolo en caso de ser necesario.

– El líquido hidráulico, al igual que el líquido de frenos, deben estar en el nivel máximo y se recomienda siempre llevar en el baúl una carga adicional por una eventual pérdida.

– En cuanto a los filtros, se debe seguir el plan de mantenimiento recomendado por el fabricante del vehículo. Hay que tener en cuenta que cada vez que se reemplace el aceite del motor, se debe sustituir su filtro correspondiente.

– Los neumáticos son fundamentales en la movilidad del vehículo y en la seguridad de sus ocupantes, ya que son el punto de contacto con el suelo. Por esta razón hay que comprobar si el dibujo presenta la profundidad suficiente (1,6mm al menos) para que, de esta manera, mantenga una buena adherencia con distintas condiciones de la superficie. Además se debe verificar el estado de la goma –fíjese que no esté cortada ni cuarteada– e inflar los neumáticos con la presión que sugiere el fabricante de su automóvil de acuerdo a la carga. Verificar también la rueda de auxilio.

Chequear elementos mecánicos como el estado de la suspensión, sus anclajes, los amortiguadores, el sistema de frenos y el estado de las pastillas. En cuanto a la iluminación, revisar el correcto funcionamiento de las luces altas, bajas, direccionales, de posición y la baliza.

– En el caso del equipaje se debe tomar la precaución de que el peso sea distribuido correcta y equitativamente. En el baúl colocar los elementos más pesados lo más cerca posible del respaldo trasero y del piso, de manera de no alterar demasiado el centro de gravedad.

– Si con el baúl no alcanza, utilizar el portaequipaje, que se ubica en la parte superior del vehículo; es importante destacar que debe estar cerrado y que, puede traer alguna complicación en caso de frenadas bruscas o maniobras imprevistas.

– Llevar siempre matafuegos, debe encontrarse en un lugar de fácil acceso adecuadamente sujeto y cargado. Además, no deben faltar las balizas retrorreflectivas triangulares y un botiquín de primeros auxilios.