Revelan cómo es la evolución del seguro de vida en América Latina

Un estudio confirmó que México es el país de la región que más adquirió esta cobertura. Solo 20% de la población azteca cuenta con un seguro, la siguen de cerca Ecuador y Venezuela.

México encabeza la lista de las naciones de América Latina cuyos habitantes cuentan con un seguro de vida, pero la penetración de este servicio aún es baja entre la población.

Revelan cómo es la evolución del seguro de vida en América Latina

En un comunicado, Grupo Nacional Provincial (GNP) expuso que de acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) sólo 20 por ciento de la población mexicana cuenta con un seguro de vida, le sigue Ecuador con 18 por ciento y Venezuela con 17 por ciento.

La firma refiere que cifras de un estudio realizado por la compañía de investigación de mercados GFK, países como Colombia y Panamá también tienen una alta penetración de seguros de vida, con incidencias de 15 y 12 por ciento, en ese orden.

Dicha encuesta también determinó que la cultura de contratar una póliza de vida se relaciona con el tipo de actividad y el nivel de estudios de las personas. En donde, una gran parte de las personas posponen la compra de seguros "para otro momento" o como un gasto que no se necesita.

Para la Dirección de Seguros para Personas de GNP, "los seguros de vida han tenido una evolución importante, pues se han convertido en eficientes instrumentos de ahorro y de protección para el patrimonio y la estabilidad económica de las familias".

En la contratación de un seguro de vida, la compañía recomienda consultar a un asesor profesional, conocer diferentes tipos de coberturas según las necesidades de cada persona, obtener una cotización para elegir la que más convenga y conocer las diferentes opciones para generar un ahorro por medio de esta cobertura.

Una vez que ya se cuenta con un seguro de vida habrá entonces que considerar a detalle la protección que brinda, sus alcances y limitaciones a fin de aprovecharlo, a su vez, es de tomar en cuenta la designación de los beneficiarios y elegir a los familiares cercanos que tengan dependencia económica.

En caso de ser menores se puede utilizar el apoyo de un fideicomiso en el que se expliquen las condiciones en las que se entregará el monto designado y los responsables de ese dinero hasta que los beneficiarios cumplen la mayoría de edad, destaca GNP